La Defensora del Pueblo pide nuevamente a la policía que adopte medidas para evitar los controles basados en perfiles étnicos y raciales

La organización internacional Open Society Justice Initiative acoge con satisfacción la iniciativa de la Defensora del Pueblo española encaminada a eliminar la utilización de perfiles étnicos y raciales por la Policía Nacional en los controles de identidad supuestamente aleatorios.

Las recomendaciones de la Defensora del Pueblo, dirigidas a la Dirección General de la Policía del Ministerio del Interior, representan el esfuerzo más comprehensivo que se haya realizado hasta la fecha para abordar el problema de la utilización de perfiles étnicos. De aceptarse e implementarse debidamente dichas recomendaciones, permitirían afrontar e identificar adecuadamente el problema reformando la práctica y la cultura policial. Estas medidas incluyen:

  • El establecimiento de “formularios de identificación” a ser cumplimentados por los agentes cada vez que sometan a una persona a un control de identidad, en los que se incluyan sus rasgos étnicos y raciales y/o su nacionalidad “de acuerdo con los principios de consentimiento informado y confidencialidad”.
  • La elaboración de un “Manual de procedimiento sobre el uso de los formularios de identificación” dirigido a los agentes de la Policía Nacional.
  • El establecimiento de “un sistema estadístico de recopilación y seguimiento de los datos desglosados por raza, etnia y/o nacionalidad”, a fin de evaluar –y de este modo paliar- el sesgo discriminatorio de las actuaciones policiales.
  • La formación específica a los agentes “en materia de diversidad cultural y capacitación sobre la forma de llevar a cabo controles de identidad con arreglo al principio de igualdad y la prohibición de discriminación”.
  • La constitución de “un mecanismo de reclamaciones encargado de recibir quejas individuales de personas objeto de identificación sobre posibles discriminaciones por parte de funcionarios de la policía”.

En 2012 el Ministerio del Interior contestó a una recomendación anterior de la Defensora del Pueblo emitiendo la Circular 2/2012 que prohibía “el establecimiento de cupos de identificación o detención de extranjeros a cualquier unidad del Cuerpo Nacional de Policía, evitándose actuaciones masivas o indiscriminadas basadas únicamente en criterios étnicos”.

Estas recomendaciones más específicas ahora emitidas por la Defensora del Pueblo reflejan el fracaso de esta circular, al no responder debidamente a las demandas de los colectivos afectados.

En efecto, en diciembre de 2012 el colectivo madrileño Brigadas Vecinales de Observación de Derechos Humanos afirmó haber recibido 255 avisos de controles discriminatorios en dicha ciudad y en los seis meses posteriores a la aprobación de la mencionada circular. Mutuma Ruteere, el Relator Especial sobre racismo, discriminación racial y xenofobia, también instó a las autoridades españolas a adoptar más medidas para luchar contra la utilización de perfiles étnicos por parte de la policía después de su visita a España en enero de este año.

Open Society Justice Initiative cree que la adopción de estas medidas por la Policía Nacional constituiría un importante paso adelante para poner fin a las actuaciones discriminatorias basadas en criterios étnicos y raciales. Estas medidas ya han sido adoptadas en otros países, así como en la policía local de Fuenlabrada (Madrid), y han demostrado tener un impacto positivo en la prevención de las identificaciones discriminatorias.

James A. Goldston, director ejecutivo de Open Society Justice Initiative ha manifestado que “la experiencia en distintos países europeos nos ha demostrado que cuando se toman medidas efectivas para reducir el sesgo discriminatorio en las actuaciones policiales, aumentan considerablemente tanto la efectividad de los controles, la calidad de las relaciones de los agentes con los distintos colectivos sociales, así como el grado de legitimidad de las instituciones policiales.”

En 2009, el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas instó a España a tomar medidas para erradicar la utilización de perfiles étnicos por parte de la policía, después de resolver la demanda de Rosalind Williams, una ciudadana española de origen afro-americano que, estando de viaje con su familia, fue seleccionada para un control de identidad por un agente de la policía que buscaba a sin papeles.

Open Society Justice Initiative, parte integrante de Open Society Foundations, utiliza la ley para proteger y capacitar a las personas en el mundo. El trabajo de Justice Initiative dirigido a eliminar la discriminación incluye actividades tales como la investigación, el litigio y la capacitación para poner fin a la utilización de perfiles raciales por parte de la policía en Estados Unidos y Europa.