Guatemala: Nuevo Reporte Reconoce Claudia Paz y Paz por haber ‘mejorado notablemente la persecución criminal’

El sistema fiscal de Guatemala ha experimentado un cambio de dirección profundo y positivo desde diciembre de 2010, bajo el liderazgo del Fiscal General, Claudia Paz y Paz, según se refleja en un nuevo reporte independiente cuyo resumen fue publicado hoy.

El reporte, realizado por el Centro de Estudios de Justicia de las Américas (CEJA), reconoce al liderazgo de Paz y Paz y su Ministerio Público por haber “mejorado notablemente la persecución criminal; reducido la impunidad de los crímenes más graves; aumentado el nivel de transparencia y rendición de cuentas y fortalecido institucionalmente el Ministerio Público.”

El reporte indica que “todos estos pasos han contribuido a un mejor funcionamiento institucional, y han aumentado la confianza en el sistema judicial.”

Paz y Paz aspira a un segundo mandato de 4 años como Fiscal General, bajo la presidencia de Otto Perez Molina.

Un resumen del reporte, publicado hoy en la ciudad de Guatemala, indica que entre 2008 y 2013:

  • La cantidad de casos presentados (ingresos) ante el Ministerio Público aumentó por un tercio, de 216,111 a 300,000.
  • La cantidad de casos resueltos a través de salidas alternativas aumentó por un cuarto, de 5,800 a 27,950.
  • La cantidad de condenas obtenidas prácticamente se dobló, de 3,280 a 7,122.

El reporte indica que las reformas emprendidas en el Ministerio Público son congruentes con pasos parecidos dados por jurisdicciones otros en América Latina. Asimismo, señala que los resultados demuestran que las unidades del Ministerio Público “están funcionando de forma correcta y, además, están generando datos altamente positivos.” 

El reporte también recalca el progreso significativo en el esfuerzo contra la violencia relacionada con las organizaciones criminales, incluyendo una serie de éxitos en la prosecución de violencia de las pandillas, incluyendo la extradición de los Estados Unidos y el procesamiento exitoso de líderes notables de estas organizaciones. El reporte también recalca la apertura a juicio por el delito de genocidio contra la población Ixil y por la masacre de campesinos Quichés en la embajada de España en Guatemala.    

El reporte también subraya los pasos para fortalecer la protección de las victimas del crimen, con la creación en 2013 de “Oficinas de Atención a la Víctima” en todo el país, y también con un aumento en el acceso de minorías étnicas y otras personas al sistema judicial. En este sentido, la cantidad de traductores trabajando con los fiscales se dobló, pasando de 20 en 2011 a 54 en 2013. El reporte recalca que el número de demandas registradas ante las oficinas de los fiscales en la ciudad de Guatemala se incrementó a su vez por encima del 50% desde 2009:

“Este aumento se asocia claramente con la mejora del acceso al sistema judicial, y con un aumento de la confianza de la ciudadanía en el sistema, y no a un incremento en la cantidad de crímenes. Es una reflexión de una política que busca mejorar el acceso a la justicia y crear confianza.”

El reporte advirtió que los avances del Ministerio Público forman parte de un trabajo en progreso, y necesitarán una implementación continuada:

“En caso de que no se continúe avanzando con las transformaciones institucionales realizadas en el periodo 2011-2014, existe la posibilidad de que retornen las viejas prácticas inquisitivas y el funcionamiento institucional opaco y poco transparente.”

La evaluación del Ministerio Público durante los tres últimos años se llevó a cabo por German Garavano, abogado que ejerció como Fiscal General del Ministerio Público de  la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en Argentina durante los últimos 7 años, y previamente fue Juez y Consejero de la Magistratura, y por Marco Fandiño Castro, abogado Español, investigador y coordinador del área de Gestión e Información del Centro de Estudios de Justicia de las Américas.

El señor Garavano afirmó: “El Ministerio Público ha dado firmes pasos en el camino correcto hacia una mayor eficacia institucional. Ha logrado avances significativos en la lucha contra la impunidad. Prueba de ello resultan los progresos logrados en materia de delincuencia organizada, secuestros y delitos contra la vida. De igual modo el abordaje integral en casos de violencia contra la mujer y el uso de salidas alternas para dar respuestas a los casos de menor envergadura conforman una promisoria respuesta frente a las crecientes demandas de la población.”  

El reporte completo se publicará en mayo.

El resumen ejecutivo del reporte se ha hecho público en un momento en que el país de Guatemala se prepara a nominar un nuevo Fiscal General, un proceso tenso que refleja las divisiones políticas profundas del país acerca de la administración de justicia. El mandato de Paz y Paz terminará en mayo, debido a una decisión adoptada en febrero por la Corte Constitucional que le impedirá completar el periodo de cuatro años previsto.  

Tras entrevistar a 26 candidatos, entre los que figura Paz y Paz, se espera que la comisión especial a cargo del proceso de nombramiento presente su lista de seleccionados al presidente Pérez Molina a lo largo de esta semana.

James A. Goldston, director ejecutivo de la Iniciativa de Justicia de la Fundación Open Society, aseguró que: “Esta evaluación independiente del desempeño del Ministerio Público, realizada por un fiscal argentino distinguido, está perfectamente clara: bajo Claudia Paz y Paz el sistema judicial de Guatemala actuó con valor e independencia, y fue más eficaz en luchar contra la corrupción y la violencia de las pandillas, cosas que históricamente han molestado la sociedad guatemalteca.”