Skip to main content

Preguntas y respuestas: Qué podemos aprender de los periodistas de América Latina

Rosental Alves en el escenario
Rosental Alves en el escenario durante el Simposio Internacional sobre Periodismo Digital en Austin, Texas, el 13 de abril de 2018. © University of Texas/Mary Kang

En un contexto de presiones políticas extremas, violencia y la necesidad básica de seguir pagando las cuentas, periodistas latinoamericanos han encontrado nuevas maneras de llegar al público y de responsabilizar a los ocupan posiciones de poder. Amina Boubia del Programa de Periodismo Independiente de Open Society Foundation entrevistó al profesor Rosental Alves, director del Centro Knight para el Periodismo en las Américas, sobre sus iniciativas para diseminar historias de innovación en el periodismo latinoamericano.

¿Qué los llevó a decidir que compartir conocimientos sobre la innovación en el periodismo —con un enfoque especial en América Latina— se transformara en un aspecto clave de su trabajo?

Debido a la revolución digital, la esencia del trabajo que realizan los periodistas independientes está amenazada. Hay una pregunta muy concreta, que es: “¿Pueden ganarse la vida sin afectar la calidad de su trabajo y el enfoque que requiere?”. Compartir conocimientos es una parte sumamente importante de esta respuesta.

Lamentablemente, no hay muchas oportunidades para ese tipo intercambio de conocimientos en América Latina, ni tampoco desde América Latina hacia otras partes del mundo donde los periodistas también se encuentran amenazados.

En nuestro blog trilingüe, en español, portugués e inglés, damos cobertura a la innovación y las tendencias del periodismo en América Latina y el Caribe, como así también a cuestiones de libertad de prensa.

Destacamos los modelos de negocios, iniciativas de sostenibilidad, investigaciones académicas sobre la profesión, historias de éxitos y fracasos, cuestiones legales, violencia contra periodistas, acceso a la información y muchos otros temas.

¿Podría darnos algunos ejemplos de iniciativas periodísticas a las cuales ustedes hayan dado difusión?

Sí. Hemos compartido con el mundo muchas iniciativas periodísticas creativas e innovadoras. Publicamos dos e-books en los tres idiomas principales de la región –Periodismo innovador en América Latina (2017) e Innovadores en el periodismo latinoamericano (2018)– en los que se presentan decenas de ejemplos.

Estos son dos ejemplos:

  • Chequeado fue la primera organización de verificación de información en América Latina y una de las primeras en el mundo, y ha desempeñado un papel importante en la difusión de métodos de verificación del discurso público en toda la región. Al mismo tiempo, se ha vuelto autosostenible y ha adquirido gran relevancia en Argentina.
  • En Paraguay, encontramos un grupo extraordinario de periodistas, diseñadores y desarrolladores que lanzaron Memetic Media, una empresa emergente que ha llegado a las audiencias más jóvenes con información sobre el medioambiente y otras cuestiones graves por medio de técnicas innovadoras de ilustración y narración, como en su publicación principal, El Surtidor.

¿Hay algún ejemplo de Venezuela, donde los periodistas enfrentan algunas de las condiciones más difíciles a nivel mundial?

Hay muchos ejemplos de Venezuela. Los periodistas han fundado organizaciones innovadoras de noticias que han resistido la censura y han asumido un papel importante en la compleja situación que atraviesa el país.

Estos son tres de los casos que analizamos en nuestras series y en los e-books:

  • Efecto Cocuyo fue la creación de tres mujeres que son periodistas de investigación y perdieron sus puestos de trabajo en periódicos.
  • Runrunes fue creado por un periodista de investigación que perdió su empleo —por motivos políticos— en los medios principales. Gracias a sus millones de seguidores en Twitter, comenzó su propio medio independiente en la web.
  • El Pitazo es un tipo único de organización de noticias, dirigido por periodistas profesionales, pero producido con los aportes de cientos de personas comunes que ejercen el periodismo ciudadano distribuidas en los 24 estados de Venezuela.
Grupo de personas sentadas en sala de prensa
Miembros de los equipos de contenidos audiovisuales, de desarrollo y de edición trabajan juntos en la sede de El Faro en El Salvador, en 2016. © El Faro

¿En qué medida el intercambio de esos conocimientos contribuye al fortalecimiento del periodismo?

Resulta evidente que la revolución digital ha destruido los modelos de negocios de los medios tradicionales, lo cual crea una amenaza existencial para el periodismo independiente. La existencia de las sociedades abiertas depende de una prensa libre e independiente, de manera que, a medida que los espacios para la libre expresión se van cerrando en muchos países, necesitamos compartir más conocimientos entre periodistas sobre cómo mantener vivo el periodismo.

Todos los excelentes ejemplos que cubrimos pueden inspirar a periodistas de la región o de otras partes del mundo que enfrentan retos similares.

Chequeado de Argentina inspiró varias iniciativas de verificación de información en otros países. De manera similar, las experiencias de periodistas de Brasil y México generaron centros de verificación de información de mayor envergadura a partir de un consorcio de medios han sido inspiradoras para otros.

¿Por qué es importante dar a conocer la innovación periodística en América Latina y el Caribe en particular?

América Latina y el Caribe tienen mucho para enseñarnos. Esta región se ve, a menudo, soslayada. En algunos casos, los servicios de noticias y los periodistas de la región se han visto obligados a enfrentar transiciones antes que la prensa de otras partes del mundo. Por ejemplo, El Faro en El Salvador se convirtió en el la primera pagina web de noticias en América Latina en 1998 y, durante años, fue una organización muy pequeña, integrada por periodistas que trabajaban gratuitamente. Posteriormente, evolucionó hasta transformarse en una empresa que ha experimentado con maneras sumamente innovadoras para llegar a ser sostenible. Es así que cuenta con años de experiencia en periodismo digital de los cuales otros servicios de noticias pueden aprender. Ese es uno de los motivos por los cuales incluimos El Faro en nuestra serie sobre innovadores. 

Entonces, ¿la innovación no es una cuestión del “Norte?”

Esa es una excelente pregunta. Aunque la crisis del periodismo es un fenómeno global, el debate sobre los rápidos cambios en el entorno de los medios y la experimentación con nuevos modelos se ha enfocado, en gran medida, en los países ricos del Norte. Como si en el Sur emergente no hubiera pasado nada importante. Rara vez se han presentado y analizado casos referentes al Sur en las conferencias internacionales o en foros de la industria de los medios de noticias. Es como si el Sur se hubiera limitado a esperar las soluciones que llegarían desde el Norte.

Considero que esto ha sido un gran error, ya que los periodistas y las organizaciones de medios de comunicación del Sur han sido sumamente creativos e innovadores, y han experimentado con nuevos modelos que podrían resultar inspiradores en otras partes del mundo. Debemos crear más oportunidades para generar intercambios de información y colaboración entre el Sur y el Norte, y entre el Sur y el Sur, si queremos contribuir a que el periodismo independiente encuentre su modo de sobrevivir y prosperar en la era digital.

El Centro Knight para el Periodismo en las Américas es un beneficiario de Open Society Foundations.

Read more

Subscribe to updates about Open Society’s work around the world