Intento transformador en Brasil para que la política en las ciudades no se financie con dinero de empresas

Intento transformador en Brasil para que la política en las ciudades no se financie con dinero de empresas

En los últimos años, las protestas en Brasil y el resto del mundo han dejado un mensaje claro: las personas desean tener una participación más activa en las decisiones políticas que afectan su vida. Pese a esto, numerosas instituciones políticas no han aprovechado las tecnologías digitales que podrían contribuir a acercarlas más a aquellos a quienes representan, sobre todo las generaciones más jóvenes.

Para salvar esta brecha, se han lanzado iniciativas en Brasil y otros países que ofrecen alternativas a las formas tradicionales en que la sociedad interactúa con el Estado y, más concretamente, el modo en que los ciudadanos dialogan con sus representantes.

Pero no basta con crear aplicaciones que conecten al público con sus líderes; para que el cambio tecnológico y cultural sea efectivo, debe estar acompañado por una reforma política.

Desde hace tiempo, se considera que cambiar el modelo de financiamiento de campañas contribuiría sustancialmente a reducir los desequilibrios en las elecciones y eliminar los obstáculos al ascenso de nuevos líderes políticos. Las reformas también pueden eliminar progresivamente las oportunidades de corrupción, al exigir una gestión financiera más responsable y transparente por parte de los candidatos y sus partidos políticos. 

Al finales del 2016 en Brasil, por primera vez, la totalidad del financiamiento de campaña para las elecciones municipales aportado por el sector privado provino exclusivamente de individuos, y no de empresas.

Este cambio radical en el modo en que se financian las campañas fue posible gracias a un considerable esfuerzo de la sociedad civil brasileña. A fin de facilitar las donaciones de campaña individuales, dos iniciativas formaron una alianza para crear la plataforma “Voto Legal”, un proyecto piloto. La primera fue el Movimiento de Combate a la Corrupcion Electoral, una red integrada por más de 60 organizaciones de todo el país destinada a realizar un seguimiento de presupuestos gubernamentales. La segunda fue AppCívico, un emprendimiento social dedicado al desarrollo de tecnologías que aumenten la transparencia y la participación pública en el sector público.

Voto Legal es una plataforma abierta y libre que permite que las personas realicen donaciones directamente a las campañas de los candidatos a elecciones municipales en todo el país. La herramienta también brinda información sobre los antecedentes de los candidatos, sus principales propuestas políticas y los costos de sus campañas. Los usuarios pueden realizar donaciones en tiempo real a esos candidatos.

Dado que las elecciones de 2016 fueron las primeras en desarrollarse sin donaciones de empresas, aún debemos analizar los datos para apreciar si los cambios en cuanto a financiamiento tuvieron un efecto positivo en la transparencia y el costo de las campañas. Los datos preliminares revelan que la cantidad de donaciones realizadas por personas físicas fue limitada. Creemos que fueron tres los motivos de que la participación haya sido baja. 

En primer lugar, los brasileños no están acostumbrados a realizar aportes económicos a candidatos políticos, y este hecho posiblemente se haya visto exacerbado por la desconfianza general en la clase política. En segundo lugar, no resulta claro cuál fue la reglamentación que adoptó el Tribunal Superior Electoral para las donaciones recibidas a través de Internet, y esto puso en alerta tanto a los posibles donantes como a los candidatos. Por último, aun queda mucho por hacer para perfeccionar los mecanismos de interacción entre la plataforma, las empresas de tarjetas de crédito y los bancos que administran las cuentas de campaña.

Pese a los aspectos que aún deben mejorarse, esperamos que Voto Legal haya contribuido a que los candidatos y los votantes cambien la cultura del financiamiento de campañas en Brasil. Ya hemos mantenido una reunión con el Tribunal Superior Electoral para entregar las conclusiones de nuestra investigación y presentar sugerencias de mejora en función de la experiencia de Voto Legal, a fin de que esta experiencia pueda ser ampliada, adoptada por otras plataformas en el país y mejorada para las próximas elecciones, así como para otras decisiones que afectan la vida de los brasileños. La participación ciudadana no debería ser algo que suceda una vez cada cuatro años, sino, en cambio, el objetivo al que se aspire cada vez que se esté considerando una política o propuesta pública.

Learn More:

Add your voice